Pastores Generacionales: ¿Estrategia o Necesidad en la Estructura Organizacional de la Iglesia?

En estos últimos tiempos ha aparecido una figura dentro del contexto equipo ministerial considerada indispensable para consolidar a las familias de la Iglesia como protagonistas del discipulado de sus hijos en el hogar y del impacto a su comunidad. El llamado Pastor Generacional, es aquel que mira el desarrollo de la fe y la moral de los chicos desde el seno familiar como base primaria, hasta la comunidad de la Iglesia.

Cuando se habla de nuevas generaciones, se refiere generalmente al grupo de personas que abarca desde los bebés hasta los adolescentes, pero cuando hablamos de Ministerio Generacional, también se suele incluir el ministerio juvenil y hasta los jóvenes adultos. Un pastor Generacional definirá y protegerá un propósito y una estrategia general para que todos los grupos dentro de las edades involucradas, trabajen hacia un fin común. Este Pastor se convierte en un guardián del ADN del ministerio familiar.

¿Por qué es saludable para las iglesias cambiar a una estrategia que incluya un Pastor con visión en la Nuevas Generaciones?

Hoy más que nunca, los pastores de niños y los pastores de jóvenes están trabajando juntos para disminuir la brecha entre sus ministerios, han entendido que deben crear puentes que unan estas edades, y faciliten el Momentum de la transición de adolescentes a jóvenes. Están viendo el valor de unir sus ministerios como una necesidad. Sin embargo, la coordinación de ministerios es un reto. No funciona a menos que todos los involucrados quieran hacerlo.

¿Qué se necesita para ser un Pastor Generacional y qué se espera de él/ella?

Después de trabajar junto a algunos líderes, esto es lo que se ha aprendido que se necesita para liderar un Ministerio Generacional:

Ser un Campeón de las Nuevas Generaciones:

El pastor Generacional es entendido que no puede hacer crecer su ministerio de manera efectiva sin proporcionar el discipulado a la próxima generación de líderes espirituales.  Además, exhibe una comprensión profunda de cómo comunicar el evangelio y cómo nutrir el crecimiento espiritual en los niños, jóvenes, y jóvenes adultos.

Ser un Luchador por desarrollar la estrategia:

Los intereses contrapuestos dentro del ministerio de la familia en la iglesia ponen en tensión a los padres y pueden crear cierto estrés y confusión. Un pastor de la Próxima Generación prepara e inspira a su equipo de trabajo a evitar los subgrupos aislados de los grupos de diferentes edades, orientando la sinergia del servicio , lo que requiere reunirse de forma regular para alinear objetivos y estrategias.

Ser un Director de equipo de líderes:

Un pastor Generacional debe rendir cuentas de su liderazgo en el ministerio de la familia, ante los líderes de alto nivel y proyectar la visión a todos los miembros de su equipo. Debe tener un corazón para el desarrollo integral de sus líderes y las competencias necesarias para supervisar y gestionar este talento humano.

Ser un Co-Creador de una cultura Pro-familia:

Cualquier función centrada en todos los grupos de edad debe, naturalmente, centrarse también en toda la familia. Esto no sólo se refiere a los niños, adolescentes, jóvenes, sino también a sus padres. Alinear el ministerio de la Próxima Generación significa asociarse con las familias para ayudarlas al éxito espiritual y moral.

Este es el encabezado

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit dolor
Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad