Alianza Iglesia-Padres

¿Alguna vez te has reunido con el equipo de líderes, que sirve contigo en el ministerio generacional, y le has pedido que identifique por lo menos tres formas principales en las que se desarrolla la formación espiritual de los chicos desde temprana edad?
La respuesta número uno es común: en el Hogar. En segundo lugar, en la iglesia y en tercer lugar en la escuela. Ahora bien, si preguntara a un buen número de padres cristianos: “¿Quién es responsable por la formación de la fe en sus hijos?”, ¿Cuál crees que sería la respuesta común? ¿Es una percepción habitual de que la iglesia es el ente del cuál los padres dependen para el desarrollo moral y espiritual de sus hijos?
Las investigaciones muestran que tres de cada cinco padres cristianos comprometidos dicen que son los principales responsables de discipular a sus hijos en la fe de por vida. El otro 40% de los padres se siente comprometidos, pero incapaces de discipular a sus hijos.
Según esta información, se puede asumir que un gran número de padres cuenta con una o dos horas semanales de los domingos en la iglesia para el desarrollo de la fe de sus hijos. Así parece injusto asumir que estos niños tendrán el tiempo suficiente para desarrollar una fe que dure toda la vida.
Por tanto, podemos plantearnos ciertas interrogantes: ¿Cómo nos estamos asociando con los padres para equiparlos con las herramientas que necesitan para sentirse seguros en su papel como líderes espirituales de sus hogares?. ¿Qué podemos hacer para desafiarnos a nosotros mismos a poner un énfasis mucho mayor en cultivar una relación iglesia-hogar entre pastores y padres?
Algunas oportunidades para enfatizar la importancia de este concepto serían:
-Ofrecer capacitación para padres en su iglesia. Encuentros regulares para enseñar a los padres cómo llevar a sus hijos a Jesús, cómo incluir a sus hijos en las prácticas espirituales en casa, como el estudio de la Biblia y la oración.
Enfatizar la importancia de su presencia de la comunidad de su iglesia, para el alcance amigable donde los niños puedan aprender con el ejemplo.
Proporcionar a los padres acceso a recursos que ellos, como padres, pueden usar para desarrollar conceptos bíblicos durante la semana.
Interactuar con los padres durante la semana con consejos, devociones, palabras de ánimo, oración, por diferentes medios como correo electrónico o plataformas de redes sociales.
Estos son sólo algunos ejemplos de las formas en que podemos ser intencionales en la asociación con los padres para discipular a la próxima generación con una fe que perdurará.
Para asegurar el futuro de la iglesia, es nuestra responsabilidad brindar oportunidades de colaboración que ayuden a los padres cómo expresar la fe de una manera saludable a sus hijos.
¿Eres Pastor, eres Padre , eres Líder?, contáctanos, queremos ser tu aliado estratégico!

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad